Antes y después

Ponerse en manos de un profesional de la imagen en éste país es ya un avance dentro de la mediocridad. Y además hacerlo sin peros dice mucho del cambio de mentalidad, de visión futura en un mundo donde la imagen lo dice todo de uno. El trabajo fue impecable, fuimos de shopping,tratamientos, sesión fotográfica con uno de los mejores fotógrafos de moda y más… Hice lo que pude dentro de las limitaciones humanas que todos tenemos. El resultado es el que aquí les dejo; de parecer un progre-sindicalista (con todos mis respetos) a un directivo en expansión. Milagros no hago si no me forraba y para muestra un botón. Él no es el único.

3 pensamientos en “Antes y después

  1. Bremaneur dice:

    >de visión futura en un mundo donde la imagen lo dice todo de uno.***Sí, es cierto que hoy en día la imagen de uno sirve para que te encasillen, aun a riesgo de equivocarse o de equivocarles, ya que también se puede mentir con la imagen. Personalmente me parece útil en algunos contextos, pero aberrante en otros. Pero algo tengo claro: conmigo no hay nada que hacer. Nací desaliñado y no hay Dios que me cambie.

  2. Bremaneur dice:

    >No pienso decir nada de lo de "progre-sindicalista".

  3. La Mari dice:

    >Mi admiración para la profesional, creo que ha hecho un gran trabajo. Efectivamente en este mundo es muy útil una herramienta de tal calibre para conseguir lo que deseas y pagar por ello tendría que ser lo más normal. Aunque el gusto es como la inteligencia, todo el mundo está encantada con la que tiene.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: